¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

lunes, 12 de abril de 2010

LA PARADA DE LOS MONSTRUOS.


Ya sabéis lo que opino de shows como OT. Tras el envoltorio de un programa amable, familiar y bastante bien realizado -televisivamente hablando- se esconde una trastienda bastante gore con mucha casquería, cadáveres desmembrados y amputaciones varias de ex-concursantes fagocitados por la fugacidad mas efímera.



Bisbal aspiraba a ser Luis Miguel y Bustamante, Christian Castro -Unas aspiraciones de mierda, por otro lado- Y no sólo lo han conseguido, casi los han superado -Y subrayo el CASI porque superar a alguien tan sumamente hortera y rancio como Christian Castro es prácticamente imposible-


En ese sentido, estos chicos son dos privilegiados porque hacen la música que les gusta. Vale que sus criterios sean mas que dudosos y que cualquier persona que se estremezca con la música de verdad, se volaría los sesos si tuviese que cargar con semejante repertorio. Pero ellos parecen bastante contentos con el producto que venden. No voy a entrar en el debate de que los necios son los mas felices, pero os recuerdo que estos dos chicos cuando entraron en el concurso ni siquiera sabian quienes eran Bob Dylan, Joni Mitchell o los Rolling Stones -por citar tres nombres básicos-


No podemos decir lo mismo de la pobre Rosa de España -mucho mas lista de lo que nos quiere hacer creer-, con esos discos imposibles que no le gustan ni a ella... Rosa ha sido la rata de laboratorio de los descerebrados de su discográfica durante todos estos años, y lo sigue siendo. OT crea monstruos que nosotros devoramos con la misma facilidad.


Y en el resto del mundo ocurre exactamente igual. Ayer fue Susan Boyle -Crisis nerviosa incluida por no estar preparada para la fama- y ahora es el taiwanés LI YU CHUN, porque el fenómeno está tan globalizado que ocurre de la misma manera en Oriente que Occidente.




Hoy puede pasar como un crío adorable que emula a Withney Houston, pero mañana será recordado como otro freak mas de barraca de feria, igual que en la película de 1932 "La parada de los monstruos".

6 comentarios:

Nahim dijo...

Como decía un mafioso en la película Nixon de Oliver Stone: "A todo el mundo le gusta esta mierda", a propósito de la caída de unos caballos en un hipódromo.
Y eso es muy peligroso para la música. Me refiero a la música como ente cultural. Se crean cantantes que ya obvian de entrada que la música se puede crear o hacer una interpretación que llene. Pues no. Esta gente solo actúa la mayoría de veces emulando de la manera más tosca y basta. Y lo peor, siendo carnaza fácil para las revistas en que la vida privada es lo que cuenta, no los logros musicales. Vergüenza me da que esta gente sea tan ignorante, sus padres ávidos de ambición y falta de escrúpulos y el público, por enésima vez, que no se sienta aludido en su vertiente más lacrimógena, ignorante, chafardera y de poca altura cultural.

MIDAS dijo...

Midas: Totalmente de acuerdo. Creo que concursos como OT han hecho mucho daño a la música.

Caín: Es que no era solo un simple programa de televisión bien realizado. Ojalá hubiese sido sólo eso. Es que te vendían cds hasta de las galas... -Como si comercializasemos el vídeo del espectáculo que dan los prescolares en navidad y la gente se volviera loca por comprarlo- Afortunadamente han quemado tanto el formato en T5 que la última edición no tuvo ninguna trascendencia. Incluso tuvieron que suspender los conciertos por falta de asistencia.

archer dijo...

OT ha ninguneado la música sin compasión alguna, los daños son irreversibles y ya los notamos en estas generaciones que consumen música sin ningún tipo de respeto a ella, sin pedir una calidad mínima.

Tengo un amigo al que le encanta Bustamante, Bisbal y compañía, y el chico ya tiene una edad, pero es un estilo que le apasiona. Yo, sinceramente, alguien que valore hasta límites insospechados esa mierda pestilente, me cuesta ofrecerle algún juicio serio.

MIDAS dijo...

Caín: Tengo amigos que dicen que mis opiniones sobre la mala música latina que se ha estado llevando de 5 años a acá son muy radicales. Pero me la suda. Creo que es basura. Y que salga un tío en un concurso pretendiendo ser cantante sin haber escuchado música en su vida y cuyo único referente sea CHRISTIAN CASTRO me parece de ser mas friki que la Yurena Tamara, que era una petarda pero por lo menos tenía su gracia -Para mi, la Tamara mala es la de los Boleros-

Midas: En esto estoy totalmente de acuerdo con mi sobrino. En los 80 los artistas que triunfan ahora como Lolita -Que nos cae de puta madre- los tachábamos de horteras y se tenían que ir a hacer las américas porque aquí no se comían una mierda. Nos gustaba la música en Inglés de grupos británicos punteros y nos reíamos de todos esos artistas que nos recordaban demasiado a otras épocas que queríamos olvidar. Ahora las nuevas generaciones pasan de estudiar Inglés y sus referentes son artistas latinos malos y horteras hasta decir basta.

Ryoga dijo...

el problema de OT es que no es el metodo indicado para que alguien se haga cantante,no puede ser que un tipo que no tiene ni idea de música y no tiene madera de artista este tres meses metido en una clase y ya salga convertido en un crack,eso no es posible,son productos falsos.de los diez años que ya llevamos de OT en España todavia no ha salido nadie que realmente merezca la pena

MIDAS dijo...

Midas: Shhhh! si mi sobrino se entera de que digo esto me mata... ¡Él estuvo apoyando a Virginia! ¡Jajajajaja!

Caín: Sí, Ryoga nadie ha salido que merezca la pena -Bueno, nos gusta Nena Daconte, pero es la única que se ha liberado de la etiqueta OT que es una lacra- Y yo pensaba que Virginia iba a a revolucionar esta mierda de concursos porque era la única diferente. No imitaba a Celines Diones Gritonas o Barbras Streisands Afónicas. Pero luego sacó el disco de Labuat -bien por The pinker tones por un proyecto tan arriesgado- Y desde luego, fue el mejor disco de todos los concursantes salidos de un reality, pero a la gente no le gustó y su futuro ahora es incierto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...