¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

sábado, 22 de septiembre de 2012

HUMILLITY SHOW.


Ya sabréis que no soy de los que condenan la telebasura o se rasgan las vestiduras con programas como SÁLVAME. Pero últimamente están un poco monotemáticos con el universo Ortega Cano y las amantes de Amador Mohedano. Vamos... Que nunca hubiésemos imaginado que el matrimonio de la Jurado con el torero iba a dar para tantas horas de telebasura, ¡Y sin la Jurado!, que es lo mas fuerte. 
Yo no perdonaba mi media hora diaria de SÁLVAME entre las 16:00 y las 16:30, prorrogable a veces hasta las 16:45. Pero es que justo a esa hora han estrenado en FOX una serie protagonizada por Elijah Wood que se llama WILFRED que me tiene muy enganchado y es la cosa mas tonta y surrealista que os podáis imaginar.


Así que solo veo quince minutos diarios de SÁLVAME y los viernes por la noche suelo pillar algo del DELUXE ya al final, cuando he terminado de ver alguna peli o serie que tuviese pendiente.
Esta noche me he quedado ojiplático ante la humillación pública vivida por ROSA BENITO, que veía como una tal Mari Carmen, hermana de una supuesta amante de su marido con la que estuvo liado hace treinta años, decía la verdad ante el polígrafo de Doña Conchita.



Y una de las revelaciones que peor le sentaron a Rosa fue que su marido se trincase a la amante en el domicilio conyugal. Imagino que esto que escribo lo estaréis leyendo algunas mujeres y estaréis de acuerdo conmigo en que si vuestros maridos o novios se llevan a una churri a casa y se la tiran en vuestra cama, mientras estáis en el trabajo, cuando regresáis a casa no solo os dáis cuenta. ¡Es que lo estáis olfateando desde la escalera del edificio! Y hablo por todas mis novias que nunca me han pasado ni media. 
Por eso me ha dado mucha pena que la pobre ROSA BENITO haya estado a por uvas, feliz en los mundos de las piruletas, y no se haya enterado de que había una conspiración a su alrededor y que todo el mundo sabía que le ponían los cuernos, menos ella.


Ahora mismo lo que debería hacer Rosa es llamar al chulazo ese del que se hizo tan amiga en Supervivientes y follárselo. Sí, el tal José Montalvo que le dedicó aquella bochornosa poesía en directo. Y que curiosamente, cabreó muchísimo a Amador Mohedano cuando se especuló sobre si Rosa se había enamorado de él -Con lo inocente y tonto que fue todo-, y algunos colaboradores de los programas comenzaron a llamar El Venao a Amador.
Resumiendo... Esto es otra puta historia de la España mas machista y cavernaria, en la que la mujer no salía de la cocina, y el hombre hacía lo que le daba la gana.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...