¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

lunes, 11 de marzo de 2013

LOS AMANTES PASAJEROS: UN TÍTULO MENOR.


Dice Almodóvar que en los 80 se sintió muy libre para hacer sus películas más transgresoras y que fue muy feliz en aquella época. Ahora, con el paso de los años, confiesa que ha perdido sociabilidad. Pues... ¡Más vale que la recupere!, y vuelva a salir a la calle, asistir a fiestas y petardear en los escenarios vestido de maruja con, o sin Fabio Macnamara. Es eso, o que siga viviendo en su torre de cristal, aislado y perdiendo el contacto con la realidad. Algo que sus seguidores venimos notando de un tiempo a esta parte y que LOS AMANTES PASAJEROS lo ha acabado por confirmar.


En el pasado, las películas de Almodóvar nos gustaban por su realismo. Sus personajes hablaban como habla la gente en la calle. Y se notaba ese contacto con la realidad y esa frescura que ha perdido. Ahora, solamente encontramos artificios y más artificios y un montón de personajes que parecen los alters de un Almodóvar con trastorno de personalidad múltiple. Porque no nos engañemos, Almodóvar contrata a sus actores porque no puede grabarse a si mismo interpretando a uno y cada uno de sus personajes.


LOS AMANTES PASAJEROS no es tan terrible como ha escrito Carlos Boyero en El País. -Si algún día llego a escribir con la mala baba del Señor Boyero y pensáis por ello que estoy muy mal follado, espero que me lo digáis- Pero es una película menor del director manchego. Probablemente de las más flojas de su filmografía. Aunque tengo que confesar que me he reído muchísimo con el trío de azafatos gays y con el personaje de Lola Dueñas -Genial-. Y sobre todo elucubrando, entre la fauna de famosillos patrios, quien puede ser Norma, el personaje -planísimo- encarnado por Cecilia Roth que, definitivamente, funciona mejor en drama.


Pero no dejo de reconocer que la película es infumable. Y que algunos gags, como el número musical de los azafatos están metidos con calzador y que, por supuesto, la historia que involucra a los personajes de Paz Vega, Blanca Suarez -Bellísima- y Carmen Machi y que sucede fuera del avión, está un poco pillada por los pelos, por no decir que rellena el metraje para completar los 90 minutos que dura el film.


Para terminar otra vez recurriendo al autohomenaje en uno de los finales -Porque tiene varios- de manera sospechosamente parecida al encuentro final de Carmen Maura y Fernando Guillén en Mujeres al Bode de un Ataque de Nervios. Y salir con la sensación de que sí, te has reído con un artificio creado para ti. Pero que tampoco te han contado absolutamente nada. Menos mal que está el propio Almodóvar para explicarnos que es una película metafórica y mitológica. Que si no...



8 comentarios:

Isabel Ruiz dijo...

Me gusta Almodóvar.
Y esta película la veré, aunque no en el cine.
Me atrae sobre todo los actores, el juego que seguro que dan los azafatos y por qué no decirlo ... quién se resiste a ver a Hugo Silva y al M.A. Silvestre en la misma pantalla !!!
La verdad es que yo le pido poco al cine, sólo que me entretenga, así que seguro que esta peli lo consigue.
Un abrazo !!!

CAÍN dijo...

@ Isabel Ruiz

A mi también me gusta el cine de Almodóvar. Pero esta película tiene la profundidad de un charco. Y sí, todos los actores están mejor que bien y hacen lo que pueden con un guión bastante inverosimil. Y tu me dirás ¿Guión inverosimil? ¡Pero si esa es la marca de la casa Almodóvar! Sí, vale. Pero en el pasado tenía la facultad de comvertir en verosimil las situaciones más increíbles. Pero en esta película no lo consigue. Es más, sales del cine y en definitivas cuentas, no ha pasado nada. Es todo anecdótico. Un avion que tiene problemas para aterrizar y tiene que hacer un aterrizaje forzoso en un aeropuerto fantasma. Y todo lo que ocurre en la Bussiness Class -Porque la clase turista va dormida por obra y gracia del guión, que sale más barato así- Y bueno... En situaciones límites en las que piensas que te vas a ir al otro mundo, mejor irse bien follado. O al menos, eso piensan todos los personajes. Ah! Y Tus chicos favoritos salen juntos, pero no revueltos. En ningún momento comparten plano.

Johnny dijo...

Me ha gustado mucho tu visión y ya de paso haberme permitido leer la de ese enlace de El Pais. Todavía no la he visto pero una extraña intuición tras escuchar y leer algo acerca de ella de Almodovar me hacía pensar en que los tiros podían ir bastante en tu dirección. Abrazo.

CAÍN dijo...

@ Johnny

El señor Boyero no es nada objetivo con Almodóvar, le tiene bastante animadversión y en otras ocasiones se ha cargado pelis suyas mucho mejores que esta.
También me gustaría dejar claro una cosa. Que cada semana nos tragamos estrenos americanos de estos fascistones en los que se asalta la propiedad privada, se toma la justicia por la mano y nos parecen de lo más normales del mundo. Incluso nos venden que ciertos comportamientos antidemocráticos y anticonstitucionales son legítimos en beneficio del bien común. Lease la última de Tom Cruise, junglas varias y cualquier película en la que hay una persecución o una explosión de un edificio. Y que quieres que te diga... Mil películas malas de Almodóvar que solo hablen de mamadas antes que toda esa mierda que la gente se traga en el cine cada semana sin pestañear.

superñi dijo...

yo pienso verla como fiel seguidora de Almodovar que soy,como anecdota,contare que " Pepi lucy y bom" la vi en un cine de reestreno de mi ciudad con 15 años y la vi cuatro veces pelandome la clase,se convirtio en una obsesion para una amiga y para mi,desde entonces no me he perdido nada de el,cortos incluidos,e intento tenerlo todo,solo me falta "la piel que habito" que aun no la compre.
Dicho esto,yo ya imagino mas o menos que de vuelta a los origenes como el ha querido vender,nada de nada,porque desde que su cine se ha hecho tan popular y exportable,arriesga bastante menos,aunque no por ello sean peliculas menores,esta si que lo debe ser,yo la vere este finde seguramente.
Ademas nunca puede ser igual que aquellas comedias suyas,porque la sociedad y todo ha cambiado,son otros tiempos y es mejor quedarse con lo que tenemos de el en esa epoca,y esta claro que debe evolucionar.
A mi me gustó muchisimo "Volver" por poner un ejemplo,y no me gustó tanto "los abrazos rotos" (esto lo escribo como reseña )aunque en general,su cine me gusta y no encuentro que ninguna me haya parecido mala mala.
Me ha encantado eso que dices de que el esta en sus personajes y que el mismo los interpretaria uno a uno,es total y absolutamente lo que yo he pensado siempre,incluso yo voy a ir mas allá; algunos personajes,son "alter ego" suyo,para mi esta clarisimo desde siempre.
Muy chulo el post,y muy informativo,cuando la vea te lo recomentare,seguro que has acertado de pleno.***

dante cantabria dijo...

He leido por ahi que esta ala altura de las mejores comedias de Mariano Ozores... Conste que soy un gran fan de Mariano ozores ojo!

CAÍN dijo...

@ Superñi

Yo también lo sigo y tengo casi todas sus películas. Y ya que comentas que te enganchaste desde Pepi, Luci y Bon... yo me enganché desde ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Que todavía hoy es mi película preferida de aquella primera etapa.

Y no, no es una vuelta a los orígenes. Para empezar, pretendía ser una peli mucho más barata de lo que ha resultado finalmente. Porque construir un airbus sale bastante caro. Y porque a estas alturas no va a renunciar a la estética almodovariana con sus colorines marca de la casa. -Los uniformes de la tripulación estan diseñados por David Delfín-. Y solo por ese detalle ya no estamos volviendo a los inicios. Porque se puede hablar de estética almodovariana tal y como la conocemos, a partir de "Matador", "La Ley del Deseo" y sobre todo con "Mujeres al borde de un ataque de nervios". Porque sus cuatro primeras pelis deambulaban entre el neorrealismo y la comedia urbana y cuidaban mucho menos todos esos detalles, entre otras cosas porque no había pasta suficiente para hacerlo.

Los abrazos rotos, es una película fallida. Mira que es la más larga de su filmografía y la que, a priori, suponía un reto como director. Pero al final, es demasiado privada e interesa poco al espectador. Otro ejemplo de que está mayor, poco sociable y se encierra demasiado en él mismo para escribir.
En cuanto a que sus personajes son alters de él mismo, eso se ve claramente en los azafatos, que él mismo ha definido como una serpiente de tres cabezas. Javier Cámara habla y gesticula como el propio Almodóvar.

Espero tu comentario cuando la veas. Es probable que si lees críticas tan negativas como la de Boyero, luego hasta te guste y todo. Y digas... ¡Pues no era tan mala!

CAÍN dijo...

@ dante cantabria

Lo que has leído no dice exactamente eso y viene en la crítica que Carlos Boyero ha escrito para EL PAÍS. Te he sacado el fragmento en el que se cita a las comedias de Mariano Ozores y no a las mejores, precisamente:

"La acreditada gracia del autor en esta ocasión parece no haber nacido de su cerebro, sino de su glúteo, lugar nada conveniente para despertar la hilaridad en los receptores. Y no entiendo, hasta que me lo explique alguna tesis doctoral, en qué se diferencia este producto de las comedias más cochambrosas de Mariano Ozores, de aquel cine subdesarrollado y sonrojante".

Carlos Boyero. El País.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...