¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

miércoles, 30 de abril de 2014

EL CHINITO QUE DEJÓ FLIPANDO A LA PEÑA.


Este niño se llama ZHANG JUNHAO. Dicen que tiene tres años. Aunque la mayoría de los niños de tres años que conozco, no han desarrollado tanto su psicomotricidad hasta el punto de ir a un Talent hacer unos bailecicos casi perfectos y meterse en el bolsillo a los jueces, el público y a cualquiera que vea este vídeo. 
Todos sabemos que los concursos chinos son bastante especiales y sorprendentes. A mi este niño me parece simpatiquísimo y adorable. Pero sigo pensando que no debería estar tan expuesto. Ningún padre debería meter a su hijo en semejante embolao. Y con lo disciplinados que son en China -pertenece a la provincia de Shandong-, no me quiero ni imaginar como han debido ser los ensayos para conseguir semejante resultado. De momento, ha pasado a la siguiente ronda. Esperemos que, por lo menos, gane.


2 comentarios:

Alejandro dijo...

Es verdad. La disciplina china es particularmente férrea y a veces puede parecer cruel. Sólo hay que recordar las sesiones de entrenamiento a las que se someten los niños atletas que quieren competir en las olimpiadas.

CAÍN dijo...

@ Alejandro

O visionar cualquier película china de la temática que sea.

En todos los lugares del mundo las cosas se consiguen con mucho sacrificio. En China, parece que ese sacrificio se multiplique por cinco, duela mucho más y sea más duro que en cualquier otro lugar del mundo. O a lo mejor es la sensación que nos deja nuestra percepción occidental. Y todo entra dentro de la normalidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...