¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

lunes, 9 de marzo de 2015

FAMOSAS EN CONTRA DEL PHOTOSHOP.


Ya comentamos hace unos meses la cruzada que comenzó la cantautora COLBIE CAILLAT en contra del Photoshop con su canción TRY y con la elección de una foto de portada de su excelente disco GYPSY HEART con su rostro sin Photoshop.


Pero no ha sido la única. Recientemente ANNIE LENNOX ha publicado NOSTALGIA su último disco de covers clásicos y ha exigido que su foto de portada refleje su edad real (60 años). Lennox siempre se ha preocupado muchísimo que tanto su música como su imagen vayan unidas a su edad y experiencia. Lo primero que te comenta en una entrevista es sobre la madurez, la suya y la de su música y que como es lógico, no se ve haciendo la misma música que hace treinta años.


En este blog siempre hemos dicho que el uso del photoshop es una opción tan válida como cualquier otra, pero digamos que la Lennox no está envejeciendo demasiado bien y no le hubiese venido mal un poco de ayudita para no parecerse tanto a JUANITO EL GOLOSINAS.


Otra a la que le ha dado por ir de yaya total en la portada de su último álbum y en sus últimos videoclips es NATALIE MERCHANT y solo tiene 51 años. Con lo guapa e interesante que siempre ha sido esta mujer. Lo repito, me parece una opción y no pienso caer en el tópico de decir lo valientes que son por elegir estas portadas o esos looks.


Aunque bueno... Siempre está la diva excesiva. La que se pasa de vueltas porque puede, que probablemente pensará que si la Lennox y la Merchant quieren ir de viejas prematuras, siendo mucho más jóvenes que ella, es su problema. BARBRA STREISAND tiene 72. Y la portada de su último disco PARTNERS es un ejemplo de lo que es pasarse con el Photoshop. 
Al verla, algunos periodistas dijeron que el photoshop debería estar prohibido. Yo creo que entre las dos portadas de las otras y esta, habría que buscar el término medio.


5 comentarios:

superñi dijo...

Respecto a las portadas de los discos,creo que tanto lo de unas como lo de otras está bien,que dejar volar la imaginacion es constructivo que Divas como Cher,Madonna,mi queridisima Amanda,y un largo etcétera que todos conocemos,deben aparecer guapísimas,fantásticas y jovencísimas porque quizás su público es lo que espera ver de ellas y es lo que los y las mitomanas de este universo queremos ver;unas portadas magníficas por las que el tiempo no pase jamás.
Es posible que "las otras",esas que quieren lucir arruga o cana o las dos cosas también tengan su razón y estoy por apostar que su público así lo valora.Annie Lenox para mi representa una época crucial,reconozco que pocas canciones suyas despues del archiconocido "Sweet dreams" me han seducido.
De todas maneras ,y por muy falsa que quede la foto en un disco por causa de los retoques,ellas tendrán que promocionar más tarde,hacer televisiones ,conciertos y actuaciones,y la verdad será la que se ve.
Yo veo las portadas de los discos como algo que debe perdurar muchos años y ¿que coño? si una tiene que ir por ahi y estar en miles de hogares en una carátula que todo el mundo va a ver ,prefiero estar divina e inmortal,como para mi son muchas de ellas.*****

CAÍN dijo...

@ Superñi

Acabas de dar el clavo de por qué a la Streisand le suda el coño que la saquen a los 72 más joven que cuando tenía 30.

1º) Es una diva y como tal tiene que salir divina. -Y eso va a colación de la primera parte de tu comentario-

2º) Su caso no es como el de las otras. Es taaan diva que NO HACE RADIO, NI TELEVISIONES para promocionar las canciones de sus discos nuevos. Da igual, ella sabe que el nombre BARBRA STREISAND es una marca y antes de que salga a la venta el disco de turno se va a colocar en el Nº1 del Amazon inglés y americano. Ya te digo, ella lo hace porque puede.
Y solo dá conciertos cuando necesita pasta. Porque de todos es conocido su pánico escénico. Y entonces sí que se somete a dietas depurativas y tratamientos de belleza, para estar divina las dos o tres noches -en dos o tres años- en las que dá conciertos.

Por cierto, todo lo que acabo de escribir sobre la Streisand está patrocinado por mis niños gays, que saben más de ella que la wikipedia.

En cuanto a las otras, también tienes razón. Porque el público de la Merchant que es intelectual de izquierdas -Bueno... Todo lo de izquierdas que se puede ser en USA, que es mucho menos que aquí- si que valora que predomine la música y su arte compositivo a sus encantos femeninos. Que te digo yo, que un día los tuvo.

Lo de la Lennox es otra historia. Y yo estoy como tu. Exceptuando su carrera con Eurithmics y su primer disco en solitario, todo lo demás digamos que es bueno. Pero a mi tampoco me ha seducido lo suficiente. Y concretamente este disco de covers nostálgico me parece terrible, con una producción musical de música de ascensor o de consulta del dentista que echa pa atrás cosa mala. Así que por mi como si quería ir disfrazada del payaso de Micolor para la portada.

Tete-Elche dijo...

Pero es que luego pasa lo que dice Superñi, que te los ves cara a cara y te echas las manos a la cabeza.
Yo, por mi trabajo, he tratado ya con muchos y de cerca algunos asustan, si bien no sea por el photoshop sí por las toneladas de maquillaje que les ponen en las pelis, series, etc..
El último fue Gonzalo de Castro, qué estropeado está ese hombre, pardiez.
O el archidivo Arturo Fernández, que tiene más manchas en la cara que mi tatarabuela, y yo en la tele nunca se las he visto.
Luego, aunque no tenga nada que ver con el tema, está aquello de cuando hace un siglo que no has visto a un personaje concreto y de pornto sale por la tele y no le conoces.
Me ha pasado con Amaya Uranga, la de Mocedades, que yo recuierdo que era más o menos guapa, y el otro día la ví y tiene más arrugas que mi ojete.

CAÍN dijo...

@ Tete-Elche

A mi lo de no reconocer a alguien me ha pasado con Nacha Guevara, que de los vídeos de los 70 que tenía mi tío a verla ahora, reinventada y requeteoperada, pensaba que era un transformista imitador de Cher. No te digo más.

Pero está claro que en el cine la versitilidad de los actores para ser una piltrafilla en su vida cotidiana y estar maravillosos en pantalla, es el pan nuestro de cada día. Y lo de Gonzalo de Castro se veía venir. Y mira que no debe ser muy mayor. Pero hay gente que envejece peor.

Y hablando de manchas, Ana Rosa Quintana tiene una piel horrible de manchitas y pequitas. ¿Tú se las ves en el programita que lleva su nombre? Yo tampoco. Ah! Perdón! olvidé que no tienes Telecinco sintonizado. jajajajajaja

CAÍN dijo...

@ Tete-Elche

A mi lo de no reconocer a alguien me ha pasado con Nacha Guevara, que de los vídeos de los 70 que tenía mi tío a verla ahora, reinventada y requeteoperada, pensaba que era un transformista imitador de Cher. No te digo más.

Pero está claro que en el cine la versitilidad de los actores para ser una piltrafilla en su vida cotidiana y estar maravillosos en pantalla, es el pan nuestro de cada día. Y lo de Gonzalo de Castro se veía venir. Y mira que no debe ser muy mayor. Pero hay gente que envejece peor.

Y hablando de manchas, Ana Rosa Quintana tiene una piel horrible de manchitas y pequitas. ¿Tú se las ves en el programita que lleva su nombre? Yo tampoco. Ah! Perdón! olvidé que no tienes Telecinco sintonizado. jajajajajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...