¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

martes, 22 de diciembre de 2015

¡¡¡ME CAGO EN LOS HIPSTERS!!!


Como sabréis, tenía planeado escribir un poco más estas Navidades. Pero estoy colaborando con mi tío en la redacción y confección de la lista de EXQUISITECES de los mejores álbumes del 2015. Bueno... En realidad, colaborar y confeccionar es un eufemismo de comerme un marronazo del quince. Porque sin comerlo, ni beberlo me encuentro con una lista de discos que tengo que escuchar en dos o tres días, discos que ya han pasado la criba de mi tío. Yo solo tengo que salvar los que considere que él se los ha cargado por una diferencia generacional y que a la gente de mi edad sí que les puede parecer buenos. Una de las normas que me pone es que no busque información de los discos, ni mire si aparecen en otras listas. Que me limite a escucharlos y que tome notas, sin más. Pero eso es muy difícil de cumplir porque a veces te encuentras con auténticos truñacos que de lo mierdos que son, se te despierta la curiosidad y quieres saber más de ellos. Y yo sí que busco información, eso sí. Una vez que ya he terminado el trabajo y han sido doblemente desechados.
Este año me he quedao muerto al ver como algunos de estos discos aparecen en algunas de las listas más prestigiosas de lo mejor del año y que ya os adelanto que NO van a estar en la de EXQUISITECES.


Esta foto que parece sacada del Facebook de un pringao es la portada de Another One, el disco de Mac Demarco que ha sido incluido en las listas de lo mejor del año de The Guardian, MNE y Rough Trade. Y es ese típico disco que no conoce ni su padre -El del tal Mac Demarco- y que los hipsters de mierda se encargan de Hypear y decir que es maravilloso hasta conseguir que aparezca en ese tipo de listas. El efecto El Nuevo Traje del Emperador de siempre, que hace que los simples mortales no se revelen contra los desalmados de los hipsters por miedo e ignorancia. ¡Basta Ya! ¡Esto es una tomadura de pelo!

Aquí componiendo...

Porque cualquiera puede hacer esa mierda. ¿Queréis grabar un disco y que esas revistas prestigiosas os aclamen como lo mejor del año? Es bien sencillo: Coge una grabadora casera, un casiotone y vete al cuarto de baño. Activa la grabadora y toca un arpegio con el casiotone unido a dos notas discordantes que se repitan machaconamente. Luego te sientas en el WC y plantas un buen pinaco, de esos que duelen cuando salen y si se te escapa un gemido, mejor. Te aseguras que la grabadora capte el sonido de como se desliza y hace "chof" cuando toca el agua. Sigue con el casiotone machaconamente con las dos mismas notas. Y abre los grifos para darle un toque de minimalismo y pureza... Ya tienes uno de los mejores discos del año. ¿No me crees? Escucha este corte:



Por cierto, buscando fotos del tal Demarco después de haber escrito el texto, he encontrado la del encabezamiento, la del WC y estas. Al chico le gusta despelotarse... Si es que por una cosa u otra, estaba destinado a aparecer en VULGARIDADES.









No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...