¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

jueves, 30 de enero de 2020

EUROVISIÓN 2020: PRESENTACIÓN DE UNIVERSO DE BLÁS CANTÓ.


La culpa de que UNIVERSO esté teniendo una acogida algo tibia entre los Eurofans que se manifiestan en las Redes Sociales, la tiene el propio Blas Cantó y RTVE por ir cebando el Hype cada día desde que se designara su candidatura, haciendo que las expectativas estuvieran muy altas y todos pensáramos que nos iban a enseñar la canción ganadora de Eurovisión 2020. Y ya os adelantamos que este año tampoco ganamos. Aunque consideramos que la canción no es una mala propuesta. Un diamante en bruto ahora mismo.
Se trata de un medio tiempo con efectos electrónicos con un coro muy potente muy de los noventa en el que se luce la voz de Cantó y juega con unos cuantos falsetes marca de la casa. El gran problema de un medio tiempo cantado en Castellano es que para el oído de los europeos, como mucho, es algo "agradable" y algo "agradable" se traduce en un puesto del 18 al 23. Para conseguir ganar necesitaríamos algo rompedor, novedoso y diferente. Esto no lo es.  
Luego nos queda jugarnos la baza de la puesta en escena que como este año tener a un artista como Cantó es más caro que contar con alguien nuevo de OT, imaginamos que no se contratará a ningún escenógrafo extranjero como hicieron con Miki el año pasado. Y si no invierten en puesta en escena estamos jodidos. Eso sumado a que Toñi Prieto sigue vinculada a Eurovisión y los Eurofans nunca dormirán tranquilos hasta que se vaya. 
Seguiremos hablando de esto...







1 comentario:

Sergio dijo...

Resumes perfectamente el gran problema de la propuesta de este año y el abismo que tiene siempre España por delante para, ya no ganar, sino al menos conseguir un puesto decente. Creemos que la clave está en la actuación de la gran final, cuando la realidad muestra que el pescado ya está vendido desde muchísimo antes, esto es desde el mismo instante en que sale a la luz la canción que va a representar a un país. En ese momento blogs, youtubers y la gente en las redes sociales empiezan a hacer sus quinielas con sus favoritos, de tal manera que cuando llegan las semifinales la mayoría solo están pendientes de los predilectos para ganar. Por eso si una canción no impacta desde la primera escucha, o bien se curra una puesta en escena rompedora (que en el caso de España mucho tiene que cambiar la cosa para esto pase como bien dices) o lo tiene prácticamente perdido todo.

Con la propuesta de Blas, ni llama su propia persona especialmente la atención, ni la canción ni el videoclip. También podemos vaticinar que la puesta en escena va ser bastante normalilla así que un año más que no ganamos eurovisión. Todo por no perder la tradición del titular anual de este blog sobre Eurovisión ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...