¡¡SÍGUEME, COÑO!! ¡¡QUÉ NO MUERDO!!

sábado, 14 de mayo de 2022

EUROVISIÓN 2022: ¡RELAX! SI NO GANA ESPAÑA, NO PASA NADA.


 

La última vez que toda España estaba volcada con una representante Eurovisiva como lo está hoy con Chanel, que nos ha devuelto la ilusión en Eurovisión, fue con Rosa López en el 2002 tras el éxito y el fenómeno sociológico que supuso el primer OT. Entonces nos vendieron la moto de que íbamos a ganar y el séptimo puesto obtenido se consideró poco menos que un fracaso. En estos momentos podemos decir que ningún representante español posterior ha superado ese séptimo puesto de Rosa hasta hoy, que tenemos la oportunidad de revalidarlo o superarlo. Si no conseguimos ganar y quedamos en un puesto como el de Rosa, espero que no se considere nunca como un fracaso.

El problema de todo esto es que cuando Chanel ganó el Benidorm Fest, empezó a pasear la canción por Europa y vimos la buena acogida, empezamos a asumir que cuando llegara el Festival estaríamos entre los diez primeros puestos. Pero después de un tiempo, viendo su potencial y como ha ido evolucionando todo, ya no queríamos que estuviese entre los diez primeros, no nos conformábamos con menos de un quinto puesto, como marcan las Casas de Apuestas.

Eso era hasta ayer. Hoy, las expectativas son aún más altas y como no gane o esté entre los tres primeros puestos nos va a dar un parraque. Y yo os digo (y me lo digo también a mi mismo) ¡Relax!

Hay quien dice que SloMo no es una buena canción y que si obtenemos un buen puesto va a ser por todo lo que está haciendo Chanel que es una estrella. Confieso que a pesar de que no es el tipo de canción que suelo escuchar. Bueno... Realmente la música de Eurovisión siempre la analizo en el contexto de Eurovisión y en general tampoco es lo que suelo escuchar habitualmente. Pero creo que SloMo es muy actual y se adapta perfectamente a los nuevos tiempos y a lo que se espera de la música comercial hoy día. No te puedes plantear que un producto sea malo cuando cumple todos los objetivos. Se le ha creado una coreografía que es tendencia en Tik Tok, hay miles personas que han hecho un Challenge con la canción. La interacción con la canción hoy día es fundamental. Y en ese territorio, ha ganado. Todo ha cambiado mucho. Ese tipo de cosas que hace años no se tenían en cuenta, hoy por hoy están muy por encima de que la letra no sea buena o no tenga mensaje. Entre otras cosas porque nos mantienen muy distraídos para reparar en ello.

Pase lo que pase, Chanel es la ganadora moral de esta edición. Eso que vaya por delante. El handicap de su candidatura es uno de los tópicos de siempre. ¿Por qué cuando un cantante monta un show como el de Chanel que incluye baile no se valora tanto como a otras propuestas? Es como si hubiera clases A y B. Porque tanto a la canción Italiana, como la Sueca, o como la Británica que son tres de las competidoras más fuertes, las miran con otros ojos y solamente son tres baladas muy sobrevaloradas cuyas puestas en escenas no tienen ni la décima parte del trabajo que tiene la propuesta española. Pero claro... Si haces pop latino y bailas, eres a la música como el último eslabón de la cadena alimenticia. Cuando todos los que nos hemos dedicado al artisteo sabemos que el baile es la disciplina más dura y menos agradecida. Debemos empezar a aprender a agradecer y a valorarlo. Esos prejuicios hay que dinamitarlos ya. Y me duele admitir que no se han superado y que mucha gente va a votar a esas tres canciones por delante de la nuestra basándose en esos prejuicios. Por eso yo no tengo tan claro que vayamos a ganar y me gustaría minimizar el impacto y sobre todo que no le caiga ni un ápice de hate a Chanel que ha demostrado con creces que está muy por encima de todos estos acontecimientos. 

Llevo unos días haciendo de Uribarri y de Íñigo juntos -Por cierto, los echo mucho de menos- haciendo una votación mental, imaginándome los votos que nos dan cada país y los que se dan entre ellos y tengo que decir que no me salen las cuentas para que ganemos. El primer error es que tenemos enfiladas a las cuatro canciones de los países que van por delante de España en las Casas de Apuestas: Ucrania (por pena), UK, Italia y Suecia. Pero eso no nos asegura un quinto puesto, ni de lejos. Para empezar creo que Italia va a caer por debajo de España porque va a pagar un poco el pato de la mala organización de este festival, sobre todo en la puntuación del Jurado Profesional. El televoto es otra historia. Pero hay tres países que ahora mismo nos pueden hacer mucha pupa y casi nadie ha contado con ello. El primero Noruega que se ha sondeado que muchos países del Norte de Europa le van a dar más doces que a España. El segundo, Serbia que es una propuesta distinta e inteligente que no va a ganar precisamente por eso, pero va a arañar muchos doces de los países mediterráneos que también deberían ser nuestros. Y la tercera e inexplicablemente, el mojón de Moldavia que desde que actuaron en la primera semifinal no deja de subir en las apuestas. Así que las cuentas que me salen es un sexto o séptimo puesto atendiendo a todos estos factores sorpresa. Ojalá me equivoque. Porque no os cuento todo esto para desmerecer a Chanel, que os repito que es la ganadora moral de este festival. Lo hago para que nos hagamos a la idea y no nos cabreemos cuando ocurra. Yo ya he empezado el ejercicio de hacerme el cuerpo a lo que vaya a pasar excepto a la idea de que va a ganar Ucrania por lástima, que es lo que más podría cabrearme esta noche y no encuentro ninguna postura de Yoga, ni ningún ejercicio de meditación trascendental que pueda alejar ese pensamiento de mi mente.



SI NO GANAMOS... ¿DEBERÍAMOS RETIRARNOS?

Rotundamente NO. Llevábamos años con una delegación capitaneada por una incompetente como Toñi Prieto, que se ha estado tocando el potorro a dos manos durante más de una década, mandando representaciones mediocres para cubrir expediente. Sin más. Nos habían perdido el respeto por su culpa. Este año por fin tenemos una delegación con ganas de trabajar que incluso ya está mirando dónde celebrar el Festival de Eurovision el año que viene, si ganásemos. Esa es la actitud! y no va a ser llegar y besar el Santo. Lo de Chanel solo es el principio de que se acabó hacer el ridículo en Eurovisión y que España represente mejor lo que supone pertenecer al Big 5. 

Ha pasado con otras delegaciones antes como Francia o Portugal, se han puesto las pilas y sus candidaturas se tienen muchísimo más en cuenta hoy. Nosotros estamos iniciando ahora ese camino. El buen camino. No podemos abandonar porque no ganemos este año. Otra cosa es que quedásemos los últimos. Sería para pensar que estamos en una fiesta dónde no nos quieren. Pero igual que estoy convencido de que ni vamos a ganar, ni vamos a quedar terceros, ni quintos. También estoy convencido de que este año no vamos a ser Top Bottom

2 comentarios:

X-Rated dijo...

Buenas de nuevo! Rosa trajo mucho hype, casi el mismo que el mojon pastelero de Alfred y Amaia. Creo que lo que más me alegra de esta edición es que Toñi Prieto ya no este para tocar las bolas.

Me voy a meter en un jardín pero creo esta misma expectación no se habría producido si quien no representase fuera Roberta Bandini o Las tanxungeiras y lo digo por la estrategia de marketing que ha tenido esta canción que nos la han colado hasta en la sopa, hasta tiene un challenge en tik tok. A mi me gustaba (y me sigue gustando) la propuesta de Varry Brava, pero pienso que no habría quedado bien tal y como han planteado la puesta en escena de Chanel. Hay que recordar que a lo largo de los años España ha llevado,con mayor o menor fortuna, algunas coreografias. Ahí queda los kameame de Edurne, el baile de pato de Barei. Sin embargo este año se han encargado de que todos nos quedemos con la coreografia de Chanel gracias a ese juego de luces en ráfagas en unísono con la canción. Ya he dicho que en esta canción hay mucho marketing, Chanel es la voz y mi teoria es que es una canción para que se prolongue hasta el verano y reviente spotify y iTunes que es el fin debido la procedencia de los autores. No es la mejor canción musicalmente, pero encaja con el aire festivo de Eurovision.
Lo bueno de que Toñi Prieto no pueda meter la zarpa es que si gana Chanel no se tiraran de los pelos, y si no gana, la canción se habrá promocionado en uno de los grandes eventos musicales.

Por si acaso tenga preparada su medicación. Acabo de ver la horrorosa propuesta de Moldavia y creo que me la va a tener que recetar.

MIDAS dijo...

@ X-Rated

Chanel en el Benidorm Fest presentó un número que estaba cerrado. Listo para presentarse si Eurovisión se hubiese celebrado al día siguiente. En cambio tanto las Tanxugueiras como Rigoberta hubieran tenido que trabajar mejor sus puestas en escenas. Yo creo que sí que hubieran despertado la misma expectación en España. Lo que no tengo tan claro es si hubieran funcionado en el contexto del Festival tan bien como está funcionando Chanel. Rigoberta con la puesta en escena que llevaba en el BF le hubiera pasado como a Francesco Gabbani cuando actuó con el gorila, mucha gente no entendió el concepto y le pasó factura. Por cierto me parece increíble que este año esté funcionando tan bien la propuesta de Serbia, que me parece inteligentísima y normalmente hubiera despertado un WTF?

Y bueno... como digo en el Post, la canción de Chanel cumple con todos los objetivos del pop latino comercial y eso implica todo el marketing que se cuece en las Redes Sociales.

La ausencia de Toñi Prieto es una bendición para todos.

Pues Moldavia va a tener muchísimos votos del televoto. Más tarde volveremos con la crónica de la final.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...